Inicio - Trabajos - Distintos Espacios

Distintos Espacios

HOTELES, GRUPO ACCOR: habitaciones, restaurantes, recepciones, gimnasios...

Volver

En 2006, arranca un prolífico contrato que durará más de 6 años con el Grupo Accor y que me lleva a ocuparme de todas sus obras por todo el territorio español en ese tiempo.

El Grupo Accor es una multinacional que agrupa las cadenas hoteleras que llevan el mismo nombre, junto con Ibis y Novotel. Esto, además de implicar la reforma de los espacios típicos de un hotel como habitaciones y baños, incluía fachadas, hall, pasillos, garajes, jardines y otras estancias que formaban parte del complejo como gimnasios y restaurantes.

Como proveedor del Grupo, obtengo el ISO 9001 y otros distintivos como el sello AENOR, sello demostrativo de calidad, que son obligados para que una empresa de gran tamaño respete la normativa relativa al medio ambiente.

En la rehabilitación o la reforma integral de los hoteles seguíamos una línea claramente definida. A partir de las indicaciones de diseño del equipo facultativo del Grupo se trabajaba, primero, en una habitación piloto para después aplicar este modelo sobre las estancias a modificar. Así que tras la retirada de lo viejo, se reproducía todo al detalle, desde los apliques hasta la colocación del mobiliario.

La complicación era mayúscula porque rehabilitar conlleva movilizar muchas partidas al mismo tiempo y a otra escala, no es como en una vivienda. Por ejemplo, una de las más complicadas era la de las bajantes.

Pero, sin duda, el mayor reto fue trabajar con la clientela dentro del hotel porque nunca se dejó de dar el servicio. Íbamos planta por planta, a un ritmo de 20 horas diarias. La velocidad de estas obras es fuera de lo normal. A lo mejor realizábamos una media de 3 plantas en 3 meses, es decir, unas 100 habitaciones en los 3 meses; cualquier empresa habría necesitado alrededor de 6 meses. La clave para estos resultados tan óptimos, como siempre, fue la buena coordinación de mi personal y tener gente a cualificada.

Uno de los trabajos que recuerdo especialmente fue la reforma del gimnasio del Hotel Pullman en Madrid. Aquí de lo que partíamos era de una zona de baños para los clientes amplia que debía adaptarse a lo que nos habían pedido, un gimnasio. Se tiró entero y se hizo todo nuevo. La mayor dificultad se encontraba en el sistema eléctrico que necesitaba gran fuerza para poder soportar la conexión y funcionalidad de todas las máquinas. No había esa línea de fuerza. Había plaqueta, que se levantó y se puso tarima. Tardamos 15 días.

Manuel Santos constructor © 2017. Todos los derechos reservados -
Diseńo RCA, EDD